Convento de Santa Marina La Seca



Convento de Santa Marina la Seca
: A unos dos km de la localidad se dispone, como parte complementaria de la vivienda, de las ruinas del convento de Santa Marina la Seca, un edificio del siglo XVI rodeado de 40.000 m2 de naturaleza: árboles frutales, zona de huerto, casa refugio con chimenea, zona de juegos y una fuente del siglo XV de la que brota constantemente el agua.
Un entorno idílico para pasar una tarde de campo inolvidable.

 
 

RESUMEN HISTÓRICO
Poco podemos decir de su historia. Fue fundado en 1502, perteneciente entonces a la Provincia de Santiago. Según Gonzaga, existía antes de esa fecha una ermita dedicada a Santa Marina en la que vivían algunos frailes de la Provincia de Santiago, viéndose casi obligados a abandonar por estar casi totalmente destruida, cuando Luis de Ocampo y su mujer, Beatriz Mejía, señores de Sobradillo, obtuvieron dicha ermita del Obispado de Ciudad Rodrigo convirtiéndola en convento y agregándola a la Provincia de Santiago. En el tiempo en que él escribía su obra, 1587, el convento podía albergar cómodamente de 18 a 20 frailes. En 1547, al crearse la Provincia de San Miguel, pasó a pertenecer a ella, junto con otros de la provincia de Salamanca. En 1591 habitaban en él 12 frailes según la referencia del censo de dicho año. No volvemos a encontrar noticias de él, hasta 1752, en que en las respuestas generales al Catastro de Ensenada, ralizadas en la villa de Sobradillo, se nos informa que se hallaba situado a distancia de medio cuarto de legua indicándose que era Convento de San Francisco intitulado de Santa Marina la Seca con 26 religiosos. Al dividirse en 1774 la Provincia de San Miguel, pasó a pertenecer a la llamada de Supra Tagum. Es Varrado quien proporciona datos referentes sobre todo al número de religiosos que en él habitaban; que se insertan en lo siguiente: 

1768- 16 Religiosos
1769- 21 Religiosos de coro, 4 Legos, 2 Donados, 11 Sobrantes y 1 Difunto
1771- 28 Religiosos 
1783- 26 Religiosos
1793- 28 Religiosos
1827- 10 Sacerdotes, 1 Lego y 3 Donados. 

Vemos cómo el número oscila levemente en los años correspondientes al siglo XVIII, mientras que desciende en el correspindiente al XIX. Posiblemente sea consecuencia de la no muy lejana guerra de la Independencia, con la que el convento estaría en decadencia hasta ser abandonado muy poco tiempo después a consecuencia de la desamortización.

 

 

 
                       Email: info@miradordesantamarina.es 
 INFORMACIÓN Y RESERVAS: Teléf.: 659 186 287  -  656 961 513

Web diseñada por reyconet.es